sábado, 6 de julio de 2013

Pensamientos vívidos



Recuerdo hace ya un tiempo, creo que podría decir un año y unos meses, recuerdo que tenía algo en mente, recuerdo que aquello era para mí un paso grande en mi vida, un paso que ahora se lo siento como algo importante, quizá ese eslabón que siempre me había faltado, no creo poder describirlo detalladamente para este post, pero puedo decir que cambió mi vida para siempre, bueno, un año y unos meses es un tiempo muy largo cuando piensas en eso que cambió tu vida cada día, y más cuando incluso en tus sueños puedes ver que todo lo que representa, y puedes encontrar el significado a todo y se siente que estás ahí y que perteneces ahí.

Recuerdo que pasaba los días tratando de ver las cosas de otra manera, pensaba que todavía habían cosas por las que salir a buscar, sabía que algo estaba afuera, pero no sabía qué. Y todos los días comenzaba a imaginar cómo sería encontrar lo que tanto había esperado. Siempre me imaginaba cómo sería la primera vez de estar ahí y poder expresar todo por lo que había pasado, pero esto parece que nunca sucedió. Había muchas cosas por decir y muchas cosas por hacer, muchas cosas que explicar y todo lo que quería decir lo mantuve, sólo imaginaba cómo sería encontrar a la chica, quizá sentada en una banca, y de alguna manera iniciar una plática, y poco a poco poder decirle todo lo que significaba para mí encontrarla, simplemente ella hace olvidarme de todo, las veces que pude verla era como olvidarme del tiempo y del lugar donde me encuentro, era como encontrar lo que había estado buscando toda mi vid. Sé que al contar estas cosas, para muchos no sería lo que normalmente se haría, pero es lo que tengo dentro y son tantas las cosas que debieron haber pasado que sólo puedo expresarlas de esta manera, no quisiera perturbar a nadie con mis palabras, pero las cosas que pasaron desde hace más de un año, me hacen pensar día a día en que hay más cosas por descubrir y que es posible llegar a encontrarlas, si es que se vencen algunos obstáculos.

No puedo comprender todavía por qué imaginaba siempre la primera vez en conocerla, siempre hay una sola primera vez para ello, y creo que la oportunidad se presentó más de una vez, y eran oportunidades perfectas donde no había manera de obtener un error; pero las cosas aunque parecían perfectas  y aunque yo me sentía por primera vez lo suficientemente capaz de sólo conocerla, no llegaron a darse. Esa parte de mí, en donde me veo a mi mismo haciendo las cosas, parece no haber tenido un lugar en mis pensamientos, pues hasta el momento no me visualizo tomando esa decisión, siento que me faltan muchas cosas por aprender, y muchas cosas por vivir, pero ya es tiempo de hacer las cosas, pues siempre sucede que las cosas en el tiempo cambian, pero qué tanto cambian, qué tan diferente es una persona con respecto a un año de su vida, qué tantas cosas pueden pasar en un año para decir que todo ha cambiado y ya nada sería igual, que ya no podré conocerla tal como imaginaba y que ahora las cosas no serían iguales, que un pequeño cambio en la ecuación varió todo el resultado drásticamente, al punto de no poder predecir el flujo de reacción de las variables que habían estado analizando toda mi vida.

Creo que mientras más tiempo pase, más difícil será conocerla, pero ¿es verdad lo que digo?, tal vez no, quizá por el contrario, las cosas serán más fáciles pues con el tiempo uno adquiere experiencia y ahora sé que tengo que experimentar más, tengo que aprender más cosas, de quienes ya saben cómo son las cosas, de quienes ya han vivido y no tener miedo de preguntar cómo resolvieron sus problemas, pues a veces todo se basa en una acción, la cual quizá dependa de cada uno, a veces las cosas que funcionan para uno no lo hacen para otros, pero en ocasiones la idea base es la que es aplicable a muchos problemas, y ya que somos seres humanos, no sería raro solucionar mis problemas como lo hacen los seres humanos.

Sé que en este post no alcanzan las líneas para contar todo lo vivido en este tiempo, sé que debo explicar muchas cosas acerca de cómo fueron en realidad, pues no haberme atrevido aun a conocerla, no quiere decir que todo este tiempo no hayan pasado cosas, el tiempo ha pasado y eso es algo que no debo olvidar.

viernes, 5 de julio de 2013

Nuevas experiencias, nuevos horizontes



Es cierto que mientras uno vive más obtiene madurez, pero hubo un tiempo en que llegué a pensar que la madurez llegaba con los años, pero la verdad es que no habría cambiado nada si nada me hubiera impulsado a cambiar, y ahora veo que es necesario aplicar este pensamiento a cada minuto. Pues a cada minuto uno experimenta cosas, por más pequeñas que sean, hay algo que nos permite aprender algo nuevo todos los días, nunca me había puesto a pensar que algún día sería yo el que esté en frente, siendo el observado y no el que observa, me parecía que era tan perfecta mi vida, y tan poca la experiencia en la vida que tenía cuando joven que las cosas de fuera me parecían muy extrañas, me sentía como un turista pasando sólo por el lugar, mirando como son las cosas, pensando que nunca sería como aquellas personas que estuvieran sentadas en un bus de transporte público, y menos me imaginaba que tendría casi las mismas experiencias que ellos, pero algo me decía que no sería igual si es que llegara a pasar por ese camino, sentía que las cosas conmigo eran distintas, sabía que yo podía cambiar esa manera de ser, o esa conducta, o quizá sólo quería decir que yo no lo haría de esa forma. Pero estando en las mismas condiciones no he notado una semejanza mucho mayor, es más he visto que las cosas no son del todo como las vi una vez, aunque no puedo decir que no estoy viviendo las mismas cosas que ellos, puedo decir que no las estoy viviendo de la misma manera, sé que hay un destino para mí, aunque no lo conozco, sé que existe algo que me impulsa y es algo que debo controlar y desarrollar pues no siempre me impulsa de la mejor manera, y he percibido que tiene algunos trucos que desconozco por ahora. Pero lo más importante es que las cosas que hago y que considero importante me han dado una señal para conducirme por este mismo camino, pero me llevan hacia otra dirección.
Si bien en apariencia estoy viviendo las mismas experiencias que otros jóvenes universitarios y que parece ser que todos tienen un concepto muy similar y casi repetitivo de la realidad hasta cierta edad, puedo agregar que mi manera de ser me ha permitido percibir más detalles acerca de las cosas y me ha ayudado a discernir conscientemente la naturaleza de las cosas, y con esto, simplemente no puedo llegar a una conclusión colectiva y afirmar que las cosas son de uno u otro modo.
Es tiempo de cambiar algunas cosas con respecto a mi cosmovisión, y sé que es necesario no quedarme en la meditación, ahora es momento de actuar y conocer nuevos lugares, nuevas personas, compartir ideas o pensamientos, no dejarme atar por mi subconsciente y darme fuerza para tomar las acciones necesarias que me permitan socializar con personas positivas y aprender de ellas, ya no es tiempo de pensar cómo serían las cosas si hiciera o dejara de hacer algo, simplemente para evitar ese pensamiento debo tener en mente que las cosas se hacen y las decisiones se deben tomar lo más rápido posible pues de lo contrario se perderán en el tiempo y no habrán segundas oportunidades, y el tiempo es lo más valioso que hay.



Ya no puedo dejar que medite las cosas durante los momentos en que tengo horas libres, pues eso sería una pérdida de tiempo, sólo puedo meditar las cosas en el momento en que no puedo hacer otra actividad, como cuando estoy en el transporte público o cuando duermo. Quizá esto último sea algo que me haya hecho pensar más allá de las cosas, y es que en los sueños puedo ver la realidad desde todos los puntos de vista posibles, puedo ser la realidad y cambiar las cosas a voluntad, y para qué me serviría esto, pues para entender que todo es posible de lograr, y que teniendo ese pensamiento sólo haría falta comenzar a tomar las acciones, pues mientras duermo, medito acerca de las cosas, y mientras estoy despierto tomaría las acciones necesarias para alcanzar un objetivo. Claro que es un poco difícil recrear la realidad con todas sus variables, pero ayuda a despejar lo innecesario para permitirme ver con claridad lo que realmente deseo alcabzar.

jueves, 4 de julio de 2013

El tiempo para comenzar es ahora



Últimamente no he tenido mucho tiempo para concentrarme en mis propios proyectos, a veces parecía que nada me hacía pensar en ellos, algo así como que no llamaban mi atención, pero me pregunto: ¿sería necesario que algo tuviera que hacerme pensar en mis cosas para que llamasen mi atención y que en consecuencia tome conciencia de lo que debo hacer?, creo que no ,y creo que por mucho tiempo he estado creyendo las cosas mal, he tenido una esperanza ilusoria de que algo o alguien llegará en algún preciso momento y comenzaré a ver las cosas de otra manera, siempre creyendo que serían mejores, pues sé que no es así, sé que yo puedo tener la decisión de querer tomar las riendas y querer mejorar sin necesidad de algo o alguien que esté presente. Sin embargo, pensar en ello me pone en un extremo y me haría decir que entonces no sería necesaria la presencia de nadie para continuar mi vida y la verdad es que es necesario pero no imprescindible.

Tener personas cercanas con quienes conversar y compartir ideas u opiniones es algo que es innato de la naturaleza humana, es decir, como seres humanos socializamos e intercambiamos información, es importante pues nos ayuda a entender otros puntos de vista basados en experiencias que no hemos alcanzado aún, pero que de otro modo nos tomarían más tiempo en alcanzar.

Creo que es importante el contacto con personas, y lo creo así a consecuencia de ver que me falta experimentar la socialización, creo además que eso me ayudaría mucho en conocer otras realidades y estoy seguro que ampliará mis horizontes, es más percibir nuevas cosas es algo que es agradable para mí, pues muchas veces me he imaginado en un lugar distinto, pero imaginar no lo es todo, pues no llego a disfrutar esa sensación de conocer algo nuevo, si ya ha estado en mis pensamientos.

Ahora hay algo más que quisiera agregar y es que en estos momentos siento que he dejado de lado algunas cosas que son importantes en mi entorno y eso es mi familia o al menos el lugar donde vivo y las personas con quienes vivo, creo que las cosas acerca de ellos ha cambiado, pero no ha mejorado mucho, o no tanto como quisieran, creo que les falta algo de ayuda, que en ocasiones me hace pensar que soy yo quien debe dar ese apoyo, y aun así me pregunto si debo realmente dar ese apoyo, pues ahora el tiempo es algo muy importante para mí y no puedo desperdiciarlo, son pocas las horas que tengo libre, y no puedo desperdiciar las oportunidades que se presenten para aprender, pero las cosas frente a mi familia no son del todo para aprender, sino para tratar de recuperar el tiempo que ellos están dejando pasar, yo creo que el tiempo es el mismo para todos y que depende de cada uno hacer el esfuerzo de cargar con una responsabilidad propia y evitar interferir en el desarrollo de sus propios proyectos de vida, pues es importante para todos tener un tiempo libre de todo para poder meditar acerca de las acciones, pues de esa manera podrían recuperar el tiempo haciendo que las acciones que tomen tengan un mejor rendimiento en el corto plazo.

Este día me he puesto a pensar acerca de si he logrado lo que me proponía, pero son tantas cosas las que he llegado a percibir, y muchas las que todavía no, que el mundo se hace grande y el horizonte se siente pequeño, y creo que debo tratar de llegar más lejos y cuanto más rápido mejor. Las cosas hoy parecen las mismas de hace ya buen tiempo, pero no del todo, hay cosas que he mejorado a mi alrededor  en el lugar donde vivo, que antes me hubieran hecho mucho bien, hay muchas cosas que ahora conozco y que antes me hubiera gustado que me las contaran, ahora soy yo quien tiene ese conocimiento y es tiempo de sacarle el mayor provecho. He notado cambios en mi manera de ser, ahora siento que soy un poco más responsable con respecto al tiempo que tengo y que sé que debo aprovechar, y sé que afuera hay muchas cosas que no beneficiarían a nadie, pero que están ahí como trampas esperando que alguien caiga.

Es tiempo de tomar acciones, es tiempo de hacer lo que he pensado alguna vez y no hacerme creer que aún tengo tiempo para descubrir las cosas que llegan solas, pues nada llega solo, ahora es tiempo de ir a buscarlas.

miércoles, 3 de julio de 2013

Cerré la puerta entando yo dentro.



Aun creo que no es tiempo de contar todo acerca de la chica a la que he mencionado algunas veces en estos posts, creo que todavía no ha ganado un espacio en este sitio y tampoco en mis pensamientos, a pesar que esto último no sea tan cierto. Pues bien, creo que en ocasiones llego a pensar en ella y me siento tan tranquilo al creer conocer todo por completo que me pierdo en mis pensamientos y me olvido de todo lo demás, quizá es por exagerar, pero existe una parte de mí y una etapa que hasta estos momentos permite que mis pensamientos abarquen casi totalmente el interés de saber más acerca de ella que a pesar de ser extraña para mí y de parecer estar lejos de mi alcance, se vuelve tan cercana y a la vez tan ilusoria la manera de imaginarla que mis pensamientos me hacen creer que hay una parte de mí que está vinculada a ella, como un nexo universal que me hace creer que todo es posible, y que debo conocerla.

Quizá todo esto es una ilusión, pues en ocasiones pienso en el destino, en aquellos momentos en que alguna vez pasé por su lado y en esos momentos donde cruzamos miradas, pero a pesar de ello nunca nos comunicamos, creo que las cosas no son como las imagino, pero de todas maneras esta manera de ser me está dando algo bueno, pues he llegado a imaginar grandes cosas y he descubierto que todo ello viene de mi propia imaginación, he mejorado en muchos aspectos pues ahora tengo deseos de conocer como son las cosas en realidad, no sólo quiero pensar en las cosas sino ahora quiero saber cómo son; pero tal vez es mi propia naturaleza la que me lleva a querer saber, y esto último lo he venido pensando y pensando, pues he llegado a una conclusión donde ella solo es una chica más en el mundo y puedo ver más allá de las cosas pues percibo los detalles con mayor detenimiento y puedo ver la esencia de las cosas, y eso me permite conocer cómo son y entender que todas los pensamientos que tengo acerca de algo, han sido generados sólo por mí y que soy yo quien puede percibir la naturaleza como otros no lo haría, es por ello que pensar en aquella chica ha sido más que todo un ejercicio que mi subconsciente recrea para ponerme a prueba y poder descubrirme a mí mismo.

A pesar de todo ello, y entiendo mi naturaleza humana, puedo decir que he llegado a enamorarme de aquella chica, a pesar que aún no le he hablado y a pesar de haber tenido muchas oportunidades para conocerla, no he sabido atreverme a aprovechar ninguna de ella, y eso fue algo que me hizo tomar conciencia del modo en que yo mismo me pongo a prueba, y de la desventaja que es hacer esto aún sin estar consciente de ello.

Desde hace un tiempo, me detuve a preguntarme cuándo sería el momento indicado para conocerla y tuve muchos, estaban los horarios de entrada y salida, los cuales en ocasiones coincidían, estaban también la oportunidad de comer en el comedor universitario, lo cual a pesar de ser sólo una vez a la semana, era el momento perfecto para al menos mirarla otra vez, o como las veces en que tenía el tiempo y simplemente las cosas parecían simples para mí conducta. Además, estuvo también la oportunidad de conocerla la semana pasada, o al menos de conocer a la amiga de ella, algo tan fácil y tan simple, pues es algo natural conocer nuevas personas, y hoy en día con los avances tecnológicos en las comunicaciones, tenía una oportunidad más de conocerla a ella o a su amiga, pero todo esto parecía cargarme de presiones y de conclusiones apresuradas acerca de las cosas, las cuales hasta ahora no han evolucionado mucho, o tal vez nada, pues ella aun no me conoce, y creo que las cosas para ella avanzarán aun si yo estuviera presente, fue ahí que mis pensamientos se tornaron pesimistas, y traté de entenderme, y reconozco que me estaba engañando a mí mismo con mis propias ideas, quería conocerla, pero a la vez no lo hacía, sabía que era el momento, y a pesar de estar presente en el lugar, no tomaba más acciones al respecto y me dejaba llevar por mi timidez, pero no es timidez lo que tengo, más bien es un bloqueo social, una barrera que impide comunicarme, que se forma en mis pensamientos como una puerta cerrada, pero que a la vez nadie más sabe abrirla más que yo, entonces me preguntaba mientras veía pasar el tiempo, por qué no puedo ser una persona sociable, por qué me cuesta tanto hacer el intento, o es que no quiero hacerlo, pues de quererlo realmente ya lo habría hecho, o es que mis deseos y mi subconsciente no están de acuerdo en tomar la decisión de conocerla.

Creo que no es tan complicado como parece, pero en mi interior donde los pensamientos son los que controlan mis acciones, es posible que las cosas tengan reglas distintas a las de otras personas.