domingo, 30 de junio de 2013

¿Por qué querría verme perdido si ya había encontrado el camino?



Hay un momento en que llego a pensar que la realidad es parte de una ecuación, y que llegando a entender la razón de las cosas se puede predecir el comportamiento de ellas, y es que cuando una ecuación es tan perfecta que no se debe intervenir, esa es la regla, pues de lo contrario los resultados no serían los esperados, cambiarían de una manera desordenada. Y me detengo un momento al pensar si esto es necesario, pero a veces me parece que me gusta saber qué más pasará, o cómo serían las cosas de otra manera, en donde yo no soy parte de la ecuación, en donde las cosas las puedo ver pero no tocar, en donde sé que acaba todo y aunque pudiera me quedaría mirando cómo la naturaleza vuelca su efecto, inclusive viéndome a mí mismo desaparecer. Y es por eso que no logro comprender cuál fue la razón de dejar que las cosas pasaran, de saber cómo iban a ser sin darme cuenta que ello me alejaría más; sabía que podía lograr acercarme, sabía era posible hacer más que eso, sabía que todo en esta ecuación era perfecto, pero me negué a permitirme ser parte de esa ecuación, quería saber qué pasaría y cuáles serían los efectos si yo no fuese parte de la naturaleza, si sólo fuera el espectador, aun así, quería ser parte de esa naturaleza, sabía que había una manera, sabía que era posible, pero me detuve a sólo ver, una parte de mí quería sólo verme perdido para ver si era posible deshacer todo y comenzar de nuevo, pues si lo era, y me volví fuerte, y volví la mirada hacia mí y me di cuenta que todo por lo que había pasado había sido en vano, que la ecuación hubiera sido perfecta conmigo, que la naturaleza hubiera sido como la imaginaba si tan sólo hubiera sido parte de ella, pero parece que dentro de mí una fuerza racional destruye esos ideales para ver comprobar qué tan frágiles son.

Hoy siento que he perdido, pero a la vez, siento que el perder me ha hecho recapacitar acerca de las cosas a las que pertenezco realmente, siento que no todo fue en vano a pensar que pareciera que una parte de mí así lo quiso.

Ahora entiendo que hay una parte de mí que me ata a no tomar una decisión natural y que quiere ver cómo se destruye una ilusión ante mis propios ojos, una ilusión que es parte de mí, que nace en mí, pero que es frágil y que no es tan fácil de recuperar, si es que es posible hacerlo.

Me detuve a pensar, quería saber qué pasaría, quería ver cómo reaccionaría, quería conocer más de mí, quería verme en una situación desesperante, quería aprender de mí mismo exponiéndome, quería saber si volaría lanzándome a un abismo, quería entender qué hay dentro de mí mirando mis propias entrañas, quería saber qué es el dolor, quería dar una respuesta a una pregunta sin solución, y ante todo esto, era yo el que se perdía, el que se sacrificaba a sí mismo solo para comprobar algo innecesario, algo que me hiciera verme en un tiempo distinto donde ya no tendría fuerzas para continuar quedándome en un lugar sin salida.

Fue entonces cuando me volví la mirada y me miré a mí mismo, quizá eso era lo que deseaba, verme a mí mismo, conocerme, saber de mí, saber mis reacciones, saber mis debilidades, siento que me he fortalecido pero lo que no entiendo es qué fue lo que generó todo este proceso de desear algo con tantas fuerzas y de ver como se pierde con el tiempo, de impedirme cuidarlo y dejar que se marchite; qué es lo que pasa dentro de mí, por qué algo que es parte de mí, me impedía hacer algo natural para convertirlo en un ejemplo lógico, tan sólo para conocer un poco más de mí. Siento que algo en mí me ha jugado mal, siento que algo dentro de mí se comporta sin darme libertad, siento que no estoy conectado con mi interior tanto como creía, siento que ésta lógica es opuesta a mis deseos, en sí se opone a lo que quiero y no me permite hacer algo que debería estar haciendo, por qué si ahora luego de ver cómo perdí algo por lo que había estado esforzándome conseguir por mucho tiempo siento que ahora me permite acercarme a eso, por qué parte de mi interior ahora parece no estar consciente del daño que está causándome, no logro entender; o es que algo dentro de mí quiere jugar conmigo, ese algo parece estar poniéndome a prueba con mi propia naturaleza, con mi humanidad, tratándome como una cosa y no como un ser humano o como una persona, qué es lo que originó todo esto, por qué mi subconsciente quiere conocer más de mí, quizá para saber qué decisiones puedo tomar, pero no era necesario todo este proceso, perdí algo que creo que fue importante, ahora no siento que lo sea, y no sé si lograré acercarme un poco más a lo que una vez fue todo para mí.

Parece que esta vez he descubierto algo que está dentro de mí, algo que controla parte de mis emociones y que en verdad me ha impedido hacer algo que naturalmente me hubiera correspondido, y ahora veo que me impide tomar una decisión que considere importante, cómo es posible tener una contradicción en mis pensamientos, que me lleve a este estado, qué originó todo esto, dónde puedo encontrar la clave a todo esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permite el uso de links, plabras obsenas o contenido que pueda herir la sensibilidad de los lectores.