viernes, 21 de junio de 2013

Frecuencias distantes

Hace un par de días comencé un curso en el que la razón era sólo obtener el certificado, y debo añadir que tengo muchas historias acerca de este tipo de situaciones en las que me encuentro frente a personas diferentes y me pregunto si debo o no conocerlos.

Para mí es muy difícil entablar una conversación si es que no hay un tema que en mis pensamientos sepamos, tal vez nunca se darpua la conversación si es que ya supueramos con anticipación cómo sería, o tal vez conversaríamos todo el día. En serio, no lo sé, y es eso lo que me lleva a pensar y pensar si debo o no conocer a tal o cual perosona. Pero lo que sí he percibido es que las personas que con las que podría tener interacción se muestran en ocasiones de una manera distinta, como si trataran de llamar mi atención y en realidad llaman mi atención, sin embargo el problema de no poder comunicar o expresar las emociones o simplemente expresar mis ideas o punto de vist, me hace evitar prestar atención, y siendo un miedo interno de no poder caerle bien o de no tener la información que ellos desean, o de no ser lo que ellos esperan.

Tal vez sea un complejo por parte mía, pero en sí, cuando alguien llama mi atención con un propósito que desconozco, evito la interacción. Sé que para muchos es algo que no les pasaría, o que de frente irían a conversar con la persona que quisiera, pues es algo natural socializar, en mi caso es tan complicado que evito la interacción. No quisiera hacerlo, realmente quisiera conocer otros puntos de vista, pero es ese temor de no caer bien o de no ser lo que ellos esperan el que me hace rechazar o esquivar una plática o que me conozcan.

Pues bien en ocasiones llego a pensar que todo eso pasa porque no estamos en la misma frecuencia, hace tiempo cuando era niño, la excusa de mi rechazo a la interacción con las personas era por la edad, sentía que para conversar con alguien o ser amigo de alguien o al menos conversar como lo haría cualquier amigo, sería necesario tener al menos la misma edad, y llegaba a ver que a pesar que ninguno de mis compañeros de clase tenía la misma edad, es más los veía como personas mayores que yo, tanto por su manera de actuar o hablar, como por las asociaciones que hacían, es decir, formaban grupos con características propias y donde me sentía excluído, es decir, veía que ellos formaban grupos y en mis pensamientos las reglas eran que si ya había un grupo debía yo formar uno, sin embargo esto nunca se daba, pues los grupos se formaban muy rápido. Además, en mi salón de clases, veía que una vez formados los grupos o los "amigos" con algo en común, ya no había manera de entrar, o al menos creía eso, y creo que aun lo creo, aunque estoy haciendo el esfuerzo de entender el porqué pienso eso para quiza algún día, cambiar esa manera de pensar por otra más efectiva.

Lo mismo en el vecindario, los grupos se formaban y sentía que no había manera de formar un grupo, así que siempre estuve solo pensando en muchas cosas. Lo mismo cuando veía a las chicas, sera como ver a un grupo en el que chicos no pueden entrar, pero hoy en día, todos los amigos comparten algo y no importa si es chico o chica, por ejemplo para salir al cine no es necesario salir en grupos de solo chicas o solo chicos, pues al parecer las interacciones y el intercambio de opiniones de chicos y chicas puede resultar en un abanico de información.

Pues bien, hoy llegaba a las clases cuando por alguna razón pensaba sentarme en el mismo lugar y así lo hice, el propósito de esto era tratar de entender porque una chica que se había despedido de mí el primer día de clase. Ahora, a diferencia de cuando niño, estas cosas ya no son tan cursis como se puede percibir a primera vista, pues hasta yo podría decir que la chica me gusta y esa es la razón de querer saber porqué se despidió de mí sin conocerme. Pues bien, quiza no haya una razón o quiza si, y al menos creo que puede ser que su manera de actuar sea algo respetuosa. Hoy me interesó conocerla, pero no como algo primordial, solo tratar de saber si le caigo bien o algo por ahi, mas que todo para ser amigos, y esa era la idea, conocerla para conversar y para "practicar" la socialización.

Las cosas no se dieron a pesar que estabamos en el salón, bueno yo, como siempre, no inicié la conversación y ella se había sentado en en otro lugar. Bueno no quiero dar más detalles de esto, pues quiza antes me hubiera interesado tanto querer conocerla que no me hubiera dado cuenta que lo que realmente quería era sólo intercambiar información, y es lo que quiero hacer pues de esa manera sabré cómo iniciar una conversación, que creo yo es la clave de la socialización. Sin comunicación no hay intercambio de información.

Debo aclarar que he pasado por muchas situaciones en las que deseo conocer a una persona y siento una ansiedad de saber más de ella, y ahora creo que conozco el porqué, para muchos quiza es algo de instantes decidir si hablar con alguien o no, pero para mí puede tomarme mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permite el uso de links, plabras obsenas o contenido que pueda herir la sensibilidad de los lectores.