domingo, 30 de junio de 2013

El cielo brilla esta mañana para todos, aun así me gusta más el cielo gris



Cosas que pasan y cosas que dejo pasar, cosas que veo y cosas que nunca veré, esas oportunidades que aun sabiendo que puedo aprovechar están aún latentes en mi mente, como si todavía estuvieran aptas para alcanzarlas, como si nunca se hubieran perdido, como si el tiempo nunca hubiera pasado, como si todo fuera una foto detenida en el tiempo. Pero la realidad no es así, en la realidad las cosas pasan, todo envejece, incluso yo envejezco, y lo que un día quise, al día siguiente ya no estará ahí pues dejé que se fuera, dejé que las cosas cambiaran sin percatarme que también soy parte de ellas, que soy parte de la naturaleza, y es ahí donde distorsioné mi realidad para sentirme un poco más tranquilo sin saber que las cosas afuera cambiaban poco a poco, y cuando miré me di cuenta que el mundo era otro, pero aun así sigo viendo aquellos detalles que me dicen que el mundo es el mismo de siempre, no entiendo por qué a pesar de saber que debo tomar las decisiones rápidamente no logro tener ese deseo de querer tomarlas. Es como preferir mirar una película a decidirme a hacer mi vida.

Sé que no obtendré nada si no me decido, pero aun sabiendo y queriendo hacer las cosas no logro encontrar la conexión entre querer y hacer, a veces siento que todo es nuevo para mí, y a pesar que me pregunto cuándo conoceré las cosas, eso no me ayuda a dar el paso a conocerlas.

Las cosas ya no parecen tan normales a pesar que entienda más de ellas cada día, ya no se ven tan necesarias, ya no las veo tan lejanas, pero entonces cómo querer pertenecer a eso, o es que sólo son ideas en mi mente, ideas que se han distorsionado por el pensar de cómo son realmente, no entiendo cuando personas que no conozco ríen cuando paso cerca de ellas o cuando dicen cosas que no son una pregunta o no lo dicen directamente, solo son comentarios que no tienen lógica, o quizá lo entiendo así porque trato de hallar una explicación lógica para algo que no lo necesita.

En ocasiones he pensado que es una estrategia de perturbar mis pensamientos para no permitirme avanzar, pues no es productivo el hecho de ponerme a pensar por qué dijeron eso, o por qué rieron cuando pasé cerca de ellos, o qué es lo que esperaban de mí; aunque quizá pueda ser que es un código social donde esperan una determinada respuesta, una interacción, un mensaje que se entiende dentro del ámbito social solamente, también puede que sea la manera en que tratan de extraer información, en que ellos se ven obligados a tomar acciones distintas, enviando un mensaje para obtener una respuesta, esto último me hace recordar a la técnica que usan algunos programas de computadoras para obtener las claves de los equipos inalámbricos, pues en este tipo de casos se envían mensajes al access point  para recibir una respuesta codificada, el programa capta los datos y trata de decodificarlos, pues en el mensaje se encuentra embebido el código, entonces de esa manera una vez capturado el código se puede ingresar a una red a pesar que ésta tenga una clave, es así como enviando un mensaje el equipo envía una respuesta a pesar que no lo necesita, pues es su naturaleza y está en su algoritmo.

Bueno, es casi parecido, pues a toda comunicación se esperaría una respuesta, y el sniffer obtendría datos, haciendo que se encuentre vulnerable a cualquier ataque, algo así es como lo entiendo, cuando alguien trata de enviarme un mensaje o de expresar emociones, que en realidad no espero o que en realidad no considero importantes, entonces es así en donde a cada mensaje lo tomo como un ataque y simplemente lo evito, sabiendo que si doy respuesta obtendrán lo que buscaban, la información. Claro que hay maneras en que las cosas no sean así, sería más estratégico ya sabiendo esto devolver un mensaje cifrado que llevara hacia otra conducta que no necesariamente me volviera vulnerable.
 
Quizá todo esto parte de la lógica y que algún día sabré cómo controlar, pues mientras esta mañana brilla para todos, sigo prefiriendo ver el cielo gris, y sigo pensando que puedo hacer algo que no hice y que el tiempo es una foto. Espero madurar con respecto a esto, pues en realidad todo es posible, lo sé, lo siento, lo veo, lo percibo, pero nada será posible si no hay tiempo para lograrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permite el uso de links, plabras obsenas o contenido que pueda herir la sensibilidad de los lectores.